Comment prendre soin de ses cheveux en été pour avoir une crinière saine

Que tu pelo esté sano y brillante a la vuelta de tus vacaciones dependerá de cumplir varios (o todos) los mandamientos capilares de esta guía

Tenemos malas noticias para nuestro pelo. El sol no tiene nada bueno para nuestra melena (como mucho que aclare su tono natural ligeramente y, con suerte, cree una especie de efecto sun kissed que nos ahorre el paso por la peluquería para pedir unas mechas babylight). Si bien nuestra piel se beneficia –siempre fotoprotegida– de la deseada síntesis de vitamina D, el pelo no es capaz de sintetizar ninguna vitamina y los factores del verano como la radiación solar, el cloro y la sal pueden llegar a ser bastante crueles con nuestra melena. Pero que no cunda el pánico beauty porque es posible (muy posible) llegar al otoño con melena sana y bonita si se cumplen los mandamientos de esta guía experta.

1. Aclarar con agua dulce + aceite protector

Es la regla de oro: “La mejor forma de proteger el cabello es a base de aceites protectores y usarlos siempre que salgamos del agua aclarando previamente con agua dulce para evitar aplicarlo con restos de sal en el cabello”, sí, sabemos que el ritual de aclararse después de cada baño puede dar cierta pereza, pero es el precio de tener súper melena en otoño.

2. Coleta NO, trenza SÍ

Olvida las coletas tirantes para estar en la playa o en la piscina o de una melena suelta susceptible de ser desenredada después de cada baño. En su lugar, hazte una trenza antes de salir de casa y aguantar con ella durante toda la jornada de playa o piscina. Puedes peinarte con el cabello algo mojado y usando una mascarilla a modo de gel. La mascarilla, además de facilitarte el peinado, protegerá el cabello.

3. Utilizar coleteros de tela

Por muy tentador que te resulte usar horquillas o gomas de plástico para recogerte el pelo en la playa o en la piscina, los estilistas recomiendan con fervor usar solo coleteros cubiertos de tela. ¿El motivo? Así evitarás romper el cabello. Al fin y al cabo, el cabello mojado está en su estado más débil y si a esto añadimos el sol, el cloro y la sal, estará especialmente sensible.

4. La solución de emergencia para cuando no se tiene un protector capilar

Si no tienes un protector solar para el pelo, puedes recurrir a una solución de emergencia aprobada por los expertos: usar la misma crema con factor de protección solar que usas para el cuerpo.

5. Lavarlo todos los días con un champú detox

Aunque cabría la posibilidad de aclararlo solo con agua al final del día –solo si es después de una jornada de playa, no de piscina, y haciendo el aclarado a conciencia– la recomendación ideal es lavarlo con un champú de uso frecuente y detox, para así no solo eliminar los residuos de sal o cloro, sino también los de los protectores solares que usamos. ¿La recomendación? Champús a base de activos vegetales y antiresiduales.

6. Hacer el último aclarado con agua fría

Sí, hacer el último aclarado con agua fría cuando lavas tu pelo es una de las mejores estrategias que existen para combatir el aspecto pajizo y sin brillo que adquiere el pelo tras varios días en la playa o en la piscina, el agua fría cierra la cutícula y hace que el cabello esté más brillante. Lo de hacerlo con agua mineral, sobre todo en sitios de costa en los que el agua corriente puede tener mayores dosis de cal, también es una buena idea para evitar que el cabello se reseque aún más al estar en contacto con esos restos calcáreos.

7. Usar mascarilla hidratante todos los días

No, no es excesivo, sino justo y necesario hacerlo. Al igual que cada día, después de la exposición, hidratamos la piel, con el cabello tenemos que hacer igual, incluso con mayor motivo. Es fundamental y necesario usar cada día una mascarilla hidratante.

8. Cepillar la melena ASÍ cada noche

Deberías cepillar tu melena cada noche con devoción durante todo el año, pero cuando sometes a tu cabello todos los días a los efectos nocivos del sol y la playa se vuelve imprescindible para eliminar restos de productos y suciedad. Así eliminarás residuos y estimularás el cuero cabelludo para que el cabello crezca más sano y fuerte.

9. Hacerse un corte de puntas presolar

Sí, para evitar el drama de tener que cortar en exceso después del verano porque el pelo se ha estropeado demasiado, es justo y necesario prevenir cortando las puntas ligeramente antes de irse de vacaciones. “Lo importante es cortarse, aunque solo sean 2 ó 3 centímetros, porque así se fortalece la punta. Si llevas la punta abierta, con la sequedad que ocasionan el sol, el cloro y la sal del mar, la punta se abre más. La idea es llevarnos el pelo lo más sano posible para traerlo lo mejor posible.

Laissez un commentaire

Veuillez noter que les commentaires doivent être approuvés avant d'être affichés