La importancia de la limpieza facial

Si quieres lucir una piel luminosa y uniforme, es muy importante que tengas como rutina una limpieza de cutis. Te contamos las razones que la convierten en un tratamiento imprescindible.

Nuestro rostro va perdiendo luminosidad y uniformidad en el tono de la piel, pero por suerte es algo que está en nuestra propia mano evitar con una buena limpieza facial. Las impurezas, la contaminación y la propia grasa que genera nuestra piel puede acabar obstruyendo nuestros poros e impidiendo que nuestra piel respire correctamente. Para que esto no suceda, debemos tener muy presente la importancia que tiene hacernos una buena limpieza facial y tomarlo como un hábito más en nuestro día a día.

Esto nos ayudará a devolverle a nuestra piel la luminosidad y vitalidad perdidas, además de servirnos para mejorar la textura y la uniformidad de nuestro rostro.

¿Qué pasos debes seguir para hacerte una limpieza facial completa en casa?Te dejamos la rutina Nicer, toma nota:

Hacerse una limpieza de cutis en casa es lo más cómodo del mundo, en menos de 15 minutos podrás tener una piel limpia y libre de impurezas. Convierte la limpieza facial en una rutina diaria, tu piel te lo agradecerá. ¡Te explicamos los pasos a seguir!

1. Desmaquíllate

Sin duda es el primer paso para poder actuar sobre la piel. Para ello, te recomendamos que elijas un producto adecuado a tu tipo de piel (seca, grasa, mixta…). Puedes utilizar leche desmaquillante o agua micelar sobre discos de algodón y quítate el maquillaje de forma suave y en en movimientos circulares. Te recomendamos hacerte con un producto completo que limpie y purifique la piel al mismo tiempo.

2. Limpia tu piel en profundidad

Como comentábamos antes, procura descongestionar tus poros al menos una vez al mes, puedes hacerlo en casa o acudiendo a algún centro de estética, ¡eso va en el gusto de cada una! Pero también intenta purificar tu piel con algún producto ‘extra’. Sin duda, nuestra recomendación es que profundices en una exfoliación de la piel con un buen producto que te asegure resultados. Porque, ¿de qué sirve una limpieza facial si no actuamos contra las imperfecciones?

​El acné, las manchas o las arrugas, también se pueden reducir desde casa con la limpieza facial. ¿Cómo? Por la noche, cuando te estés realizando la limpieza, aprovecha para hacerte lo que que conocemos como ‘peeling’ facial, aplicando una sustancia maravillosa que acaba con las imperfecciones.

3. Hidrata tu piel

Este último paso es muy importante para un buen resultados en nuestra limpieza facial. Aplícate una crema o mascarilla hidratante que sea óptima para tu piel, ¡y listo!.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados